Instintos maternales

Instintos maternales

In English?

Instintos maternales

Permite que tu sabiduría interior te guíe a lo largo del parto.

Por Judith A. Lothian, RN, PHD, LCCE, FACCE

Tu cuerpo ha albergado y alimentado a tu bebé a lo largo de todo el embarazo naturalmente. El parto también sucede de esta manera. Si así lo permites, tu intuición te guiará. El desafío es desarrollar seguridad en ti misma, confiar en tu sabiduría interior y permitir que la naturaleza haga lo Maternal Instinctssuyo.

Pero, ¿Porqué molestarse en experimentar el parto? ¿Porqué no sentir lo menos posible en el trabajo de parto? Escuchamos mucho acerca del dolor del parto pero muy poco acerca de la alegria y el placer de experimentar las contracciones, de pujar a medida que tu bebé se esfuerza por llegar al mundo y de sentirse en armonía con los ritmos de tu cuerpo mientras realizas la increíble tarea de dar a luz. Las mujeres capaces de llegar al trabajo de parto y vivirlo de manera relajada y segura, junto a alguien que las apoye, pueden aprovechar su fortaleza interior y resistir.

El dolor que es parte natural del parto es manejable. Experimentar el trabajo de parto y el nacimiento, en lugar de evitarlos, te permitirá sentir alegría entremezclada con el dolor, y luego el placer debido a tu increíble logro. ¡Habrás cambiado para siempre!

Cuando una mujer da a luz, rodeada de familiares y amigos que creen que el nacimiento se desarrollará naturalmente, ella intuitivamente reconoce su capacidad de parir. Responde instintivamente a cada contracción, y siente alivio al mecerse, caminar y gemir. El apoyo y el ánimo que reciba aumentan su confianza.

En muchos de los entornos hospitalarios actuales a veces es difícil confiar en el proceso normal y natural del nacimiento y permanecer confiada a medida que avanza el trabajo de parto. Los monitoreos fetales, las sondas intravenosas, las restricciones sobre tus actividades y posiciones, así como el constante ir y venir de médicos y enfermeras que entran y salen de tu habitación sin duda dan la impresión de que el nacimiento no se dará de manera simple o fácil. Un apoyo tranquilo, capaz y constante durante el trabajo de parto puede ayudarte a superar el ruido, las máquinas y un entorno desconocido. Tener la libertad de moverte y encontrar alivio de distintas maneras es fundamental para manejar las contracciones cada vez más fuertes.

Muchos hospitales ahora te permiten caminar durante el trabajo de parto, utilizar duchas y pelotas para parto, comer, beber y vestir tu propia ropa. Por supuesto, es más fácil sentirse cómoda y segura en un lugar familiar, por lo que puedes elegir tener el parto en una maternidad no hospitalaria o en tu hogar. Esta opción es segura si eres sana, has recibido atención prenatal y estás atendida por una partera calificada o un médico. Siempre debes tener un plan alterno para recibir atención hospitalaria si llegase a ser necesario.

El parto es una experiencia que no debes perderte. Disfruta el resto del embarazo, espera con ansia el encuentro con tu bebé y confía en que tu cuerpo hará exactamente aquello para lo cual fue tan bien diseñado. Al igual que innumerables generaciones de mujeres antes que tú, puedes dar a luz con confianza, alegría y una profunda satisfacción.

You must create an account or login with your existing account to provide article ratings.

Recent Stories

El juego de paciencia


El dia de parto, a su manera


Instintos maternales


Download our App
Your Pregnancy Week by Week
Find A Lamaze Class
Lamaze Online Parent Education
Lamaze Video Library
Push for Your Baby