Como cuidar tu cuerpo

    By: Lamaze International on Apr 01, 2013

    Como cuidar tu cuerpo

    In English?

    La belleza de tu nuevo cuerpo

    Abrázate y cuida el nuevo cuerpo que ahora compartes con tu bebé.

    Por Charlotte De Vries

    Imaginemos el cuerpo de una embarazada. Es muy fácil cuando la mujer que imaginamos está embarazada de 7 u 8 meses. Pero ¿cómo es el cuerpo de la mujer durante los primeros meses del embarazo?

    Esa imagen es un poco más difícil de definir. Sin duda, durante las primeras semanas se producen algunos cambios: aumenta Taking Care of Your Bodyel tamaño de los senos, la piel está radiante y el vientre comienza a crecer. En los meses siguientes, tu cintura se redondeará y se expandirá a medida que crezca tu bebé. Al observar este proceso, puedes estar segura de que tu cuerpo está haciendo aquello para lo que fue diseñado. En esta cultura centrada en la imagen, es importante darse cuenta de que tu cuerpo está cambiando y estás engordando en pos de un objetivo asombroso.

    “Las mujeres embarazadas se vuelven espiritual y físicamente atractivas”, escribe el Dr. Frederick Wirth, autor de Prenatal Parenting: The Complete Psychological and Spiritual Guide to Loving Your Unborn Child. “Tienen un brillo sereno de fertilidad y madurez”. Esa es una forma maravillosa de describir lo bello y lo asombroso de los cambios de tu cuerpo como respuesta al desarrollo del bebé dentro de ti. Debes creer en esto y cuidarte durante este período. La forma en que actúas, sientes y piensas como futura madre en realidad tiene un gran impacto en tu bebé.

    Los atletas saben lo que es ponerse en forma y sentirse en sincronía con el propio cuerpo; cómo estar relajados y alertas a la vez. Algunas mujeres comparan el embarazo con el entrenamiento para escalar una montaña: un tiempo para fortalecer el cuerpo y acumular energía para la ardua labor del parto y el nacimiento; para prestar atención a lo que comes y preparar el cuerpo y la mente para el gran acontecimiento y el premio que te espera al final de esta etapa. Quizá suene tonto, pero la sigla E.V.E.R.E.S.T. (“siempre descanso”) del inglés te puede ayudar a recordar cómo cuidar tu cuerpo durante los meses previos al nacimiento.

    COME: asegúrate de comer bien y beber mucho líquido. No tienes que seguir una dieta determinada, pero los alimentos que elijas deben ser lo más sanos posible.

    IMAGINA: crea en tu mente una imagen positiva de tu cuerpo en la plenitud de la maternidad. Quizá no te haga feliz aumentar de peso, pero este esfuerzo es en pos de un objetivo muy importante.

    HAZ EJERCICIO: las caminatas y el yoga son actividades físicas de bajo impacto que te ayudan a mantenerte en forma, y a la vez son una forma sana de descargar tensiones emocionales.

    LEE: busca revistas, páginas web y libros que te ayuden a aumentar tu confianza en vez de generarte preocupaciones acerca de tu cuerpo, tu bebé y tu embarazo.

    COMPARTE: busca amigos o amigas con quienes compartir tus preocupaciones e interrogantes durante estas primeras semanas. Conectarte con quienes comprenden los cambios que se producen durante el embarazo te dará tranquilidad.

    DUERME: descansar lo suficiente es clave para tu bienestar durante el embarazo. Al igual que el ejercicio, prestar atención a tu necesidad de descanso te ayudará a lidiar con los cambios mocionales.

    CONFÍA: la autoafirmación de la personalidad no surge de la nada. Aumenta la confianza en tu capacidad de dar a luz tomando la decisión consciente de creer en ti misma y en tu cuerpo. Tu sabes exactamente lo que estás haciendo.

    ¿Qué sucede si te sigue costando adaptarte a tu nuevo cuerpo y a su cambio constante? Debes saber que no estás sola. Los primeros meses del embarazo son una etapa de grandes cambios, provocados por las hormonas y las emociones.

    Con el tiempo, surgen las preocupaciones: falta de control de la apariencia de tu cuerpo, miedo a perder tu atractivo, temores acerca del trabajo de parto, miedo a los dolores del parto, hábitos de vida presentes y futuros que deberás sacrificar... y la lista continúa. Detente, respira y concéntrate en “la cima de la montaña” (la primera vez que sostendrás a tu bebé en brazos). No cabe duda de que con cada día que pase te sentirás más grande, porque está aumentando no sólo tu peso, sino también tu fuerza y tu femineidad. Hazte el hábito de reposar las manos en el vientre y tomarte un momento de calma para reflexionar sobre lo que sucede dentro de tu cuerpo. Considera que la vida que sientes en la punta de tus dedos merece el esfuerzo.

    Released: April 1, 2013, 9:12 am | Updated: April 2, 2013, 12:14 pm


    You must create an account or login with your existing account to provide article ratings.

    Healthy Pregnancy - Spanish

    Healthy Pregnancy - Spanish

    Your Pregnancy Week by Week
    Find A Lamaze Class
    Lamaze Video Library
    Push for Your Baby



    Copyright 2014 Lamaze International. All rights reserved. Privacy Statement | Terms of Use