El juego de paciencia

El juego de paciencia

In English?

La esperada llegada

Cuando se trata de elegir la fecha de nacimiento, nadie sabe más que el bebé.

Por Debby Amis, RN, BSN, CD(DONA), LCCE, FACCE

Después de 9 largos meses, la paciencia es realmente una virtud, sobre todo cuando faltan pocas semanas o días para la fecha de parto. La hinchazón de los pies, los kilos de más y las visitas nocturnas al baño pueden cobrar su precio. ¿No sería más fácil programar la fecha del parto y tener más claro Waiting Gameel panorama?

La inducción electiva te ofrece la satisfacción de saber cuál será la fecha de cumpleaños de tu bebé por adelantado, pero quizá no todo salga como lo planeaste. A veces, se cambian las fechas de las mujeres que programan una inducción en el hospital porque el personal está ocupado. Además, con la inducción del parto se duplica el riesgo de cesárea. El mayor riesgo de la inducción electiva es que quizá el bebé no esté listo para nacer. Los expertos concuerdan en que un embarazo normal dura entre 38 y 42 semanas e investigaciones indican que en realidad es el bebé quien inicia el proceso del parto. Una vez que los pulmones están maduros, liberan una proteína que avisa a la madre que ha llegado el momento del parto. Un bebé que nace incluso unas semanas antes presenta un mayor riesgo de padecer de problemas respiratorios, de hospitalización en unidades de neonatología y de dificultades para mamar.

INDUCCIONES E INTERVENCIONES

Una inducción usualmente exige más intervenciones que un parto normal. Necesitarás líquidos por vía intravenosa y monitorización continua del feto, lo cual restringirá tus movimientos. Además, las contracciones artificiales alcanzan el pico más pronto que las naturales y son más intensas. Por lo tanto, es más probable que solicites anestesia epidural, lo que aumenta la probabilidad de que se necesite utilizar un fórceps o extractor al vacío, y de que te dé fiebre o que necesites una cesárea. Además, el fármaco más utilizado para la inducción (Pitocin/oxitocina) interfiere con la liberación de las hormonas naturales que fomentan el parto y la lactancia.

Dados estos riesgos, en algunos hospitales no se ofrecen inducciones electivas, o su número está limitado. "Parece ser que, si somos demasiado complacientes acerca de la inducción del parto para adaptarlo a la conveniencia de la madre o la institución de salud, no estamos tomando en cuenta la función clave del bebé, y le pedimos que participe en el parto aun cuando no está listo", afirma Biddy Fein, CNM, quien asiste partos en el Brigham and Women’s Hospital de Boston. "Aceptamos que esto es necesario cuando los riesgos de continuar con el embarazo superan los beneficios. Pero en todos los otros casos debemos respetar el plan de la naturaleza para el inicio del trabajo de parto, y la delicada interacción entre la madre y el bebé."

EL BEBÉ ELIGE LA FECHA

Si existen motivos médicos válidos para inducir el trabajo de parto tu proveedor de atención médica sopesará los beneficios de un parto inmediato o de continuar el embarazo para el bien de tu bebé. Pero si no tienes motivo para inducir el parto como la mayoría de las mujeres, la opción más segura es que tú y tu bebé esperen a que el trabajo de parto se inicie solo. Tu bebé puede decidir nacer en la fecha prevista (aunque menos del 10 por ciento de los bebés lo hacen), pero quizá deberías considerar la posibilidad de que la fecha se postergue, en caso de que tu embarazo llegue a durar 42 semanas.

Si tu embarazo dura más de lo esperado, intenta no preocuparte. Continúa con tus actividades normales y recuerda que permitir que tu bebé decida que está listo para hacer su entrada triunfal al mundo es lo mejor que puedes hacer.

Interested in leaving a comment?  Please click the Comment icon on the left side of the screen.  

Recent Stories

El juego de paciencia


El dia de parto, a su manera


Instintos maternales


Download our App
Your Pregnancy Week by Week
Find A Lamaze Class
Lamaze Online Parent Education
Lamaze Video Library
Push for Your Baby