Devuelta a la oficina

    By: Lamaze International on Apr 01, 2013

    Devuelta a la oficina

    In English?

    El regreso al trabajo

    Volver al trabajo después de tener un bebé no es una decisión de todo o nada.

    Por Sharon Marcus

    Incluso antes de que nazca el bebé, es muy probable que debas tomar una decisión acerca de cuándo volverás a trabajar o si volverás a hacerlo. Back To WorkMuchas mamás vuelven a trabajar tiempo completo, pero otras prefieren un horario de medio tiempo, algunas trabajan desde el hogar y otras dejan de trabajar completamente y se convierten en mamás amas de casa. ¿Pero cómo puedes saber lo que quieres hacer con tu trabajo cuando ni siquiera tienes un bebé todavía? ¿ Qué pasa si cambias de opinión después del nacimiento del bebé? No pienses que debes apurarte para tomar una decisión, tienes todo el embarazo para considerar todas las opciones.

    Hacer la tarea

    Consulta el material del departamento de recursos humanos para determinar si reúnes los requisitos para la Ley de licencias familiares y médicas (Family Medical Leave Act, FMLA), que permite a los trabajadores tomarse hasta 12 semanas de licencia sin goce de sueldo durante cualquier período de 12 meses para cuidar a un bebé. Los criterios para determinar si tu compañía está amparada por la ley y saber cuáles son tus derechos se encuentran disponibles en www.dol.gov. Además, 11 estados en USA adoptaron leyes similares a la FMLA, y en el sitio web federal se presenta un análisis comparativo de las disposiciones específicas para cada estado comparadas con las disposiciones federales. Muchas veces, las leyes estatales y federales se pueden aplicar conjuntamente o bien se puede optar por la que resulte más conveniente para uno.

    “Si trabajas para una compañía pequeña o para una organización que no está amparada por la ley de licencia, solicita una licencia médica o personal”, dice Beth Brascugli Hirsch, SPHR, experta en cumplimiento en recursos humanos. Fíjate cuántos días de vacaciones te quedan para ese año y si reúnes los requisitos para pedir una licencia breve por discapacidad antes del nacimiento. En total, es posible que tengas derecho a pasar más tiempo lejos de la oficina del que te imaginas.

    Una vez que decidas cuánto tiempo quieres tomarte, empieza a pensar sobre el regreso. Busca a una compañera de trabajo que tenga hijos y pregúntale cómo fue su experiencia al volver a trabajar en la compañía. Cuando estés lista, visita el departamento de recursos humanos con un plan realista que hayas analizado detalladamente con tu pareja. Muchas mujeres eligen “revelar la noticia” durante el cuarto o quinto mes, cuando ya se les empieza a notar.

    “Mantener la confidencialidad con el departamento de recursos humanos al principio es una estrategia prudente”, dice Hirsch. “De esa forma, si terminas con un supervisor poco amable, tu contacto de recursos humanos lo sabe y puede ayudarte a lo largo del proceso”. Habla con seguridad y sé firme pero flexible. Con suerte, ellos te tratarán de la misma forma.

    Un regreso de tiempo completo

    Por lo general, la ley FMLA exige que los empleados vuelvan a trabajar en el mismo puesto que tenían antes de la licencia o en un puesto similar. Pero aun si tu trabajo es el mismo, tu vida habrá cambiado drásticamente. Si puedes, tómate un tiempo para readaptarte. “Trata de estructurar tu regreso para que tengas cierta flexibilidad durante el primer año”, dice Joan K. Peters, autora de When Mothers Work: Loving Our Children Without Sacrificing Our Selves (Mamás que trabajan: amar a nuestros hijos sin sacrificar nuestras vidas) (Perseus Books Group). “Cuanto más realista seas con tu jefe, más en serio se tomará tu propósito de volver a trabajar”.

    “Mi compañía me permite trabajar desde casa los días que no puedo ir a la oficina y también ofrece descuentos para una guardería cercana”, dice Leanne Humphries*, 29, de Hopatcong, New Jersey, quien volvió a trabajar tiempo completo en una editorial de libros de texto después de su licencia por maternidad. “Desde el punto de vista financiero, para mí tiene sentido mantener mi salario, beneficios de salud y el plan 401(k)”.

    Para facilitar el regreso al trabajo, Peters sugiere que planees que tu pareja se quede en casa y cuide a tu hijo durante tus primeras semanas de vuelta en el trabajo. Jeannine Forrester, 29, de Union, New Jersey, es contadora y está esperando su primer hijo, y dice que su esposo, periodista, puede trabajar desde casa. “No necesita estar trabajando en una oficina para escribir”, dice Forrester. “Me hace sentir mejor saber que la única persona que podría amar a nuestro bebé tanto como yo estará con él”.

    El plan de medio tiempo

    Cuando consideres si un horario de medio tiempo es conveniente para ti, es fundamental que primero te asegures que tú y tu familia podrán afrontar la reducción en tus ingresos. ¿Estás dispuesta a renunciar a algunos de los lujos (vacaciones, salidas de compras y cenas en restaurantes) que podías pagar con un salario de tiempo completo? ¿Tu compañía ofrece beneficios financieros y de salud a los trabajadores de medio tiempo? Considera el salario de medio tiempo y los gastos de viáticos, los almuerzos en el trabajo, la ropa para ir a trabajar, cuidados de medio tiempo para tu hijo (si lo necesitas durante los días que vas a trabajar) y tus aportes para beneficios. ¿Esa suma afectará a tu familia?

    Haz el trabajo preliminar desde un principio para que a tu empleador le resulte sencillo aceptar tu nuevo horario. “Asegúrate que tu jefe no se tenga que encargar de reacomodar o reestructurar”, dice Peters. “Estará más dispuesto a escuchar tu plan si le demuestras por qué tendría éxito”. Detalla las horas que trabajarías en medio tiempo, tu salario, beneficios de empleados y de salud y tus expectativas para la carga de trabajo y las responsabilidades compartidas con otros empleados. Debes estar preparada para sugerir un complemento, alguien que haga tu trabajo los días que tú no estás.

    “Sabía que iba a volver a trabajar en algún momento y no quería perder una oportunidad con una compañía y un personal que de verdad me gustan”, dice Maggie Berg, 33, de New York City, que volvió a su puesto corporativo con un horario de medio tiempo después de tener a su hijo. “Eso me permitió volver a agarrar el ritmo del trabajo y hace que el tiempo que paso en casa con mi hijo sea todavía más valioso”.

    Probar con el trabajo a distancia

    Quizás vuelvas a trabajar sin pasar demasiado tiempo en la oficina: la tecnología ofrece muchas opciones y a las compañías nunca les gusta perder a un empleado productivo. Puedes conectarte a la red de tu compañía a través de tu computadora hogareña y reservar unas horas en las que podrán ubicarte fácilmente para realizar llamadas en conferencia. Un cuarto tranquilo con una computadora, un teléfono y fax/escáner/impresora pueden convertirse en un área de trabajo realmente satisfactoria (y quizás hasta se pueda usar para una deducción de impuestos). Ayuda a tu jefe a entender por qué ese arreglo será bueno para tu trabajo asegurándole que la calidad de tus tareas no se verá afectada. Hazle saber que tu plan - por ejemplo, contratar a una niñera durante unas horas al día - te permitirá trabajar sin interrupciones.

    ¿Qué pasa si cambio de opinión?

    Es frecuente cambiar de opinión respecto de la situación laboral después del nacimiento del bebé. “Acabo de terminar mi MBA y siempre pensé en tener una carrera, pero ahora que nació el bebé, decididamente ya no siento lo mismo”, dice Dawn Hawkins, 29, de Somerset, New Jersey. “Me aseguré de decirle a mi jefe que volvería a trabajar en el mismo horario, pero creo que ahora lo único que podría hacer es un horario de medio tiempo o asesoramiento”.

    La buena noticia es que en ningún caso tienes la obligación de volver a trabajar. Si durante la licencia por maternidad decides que no vas a volver a trabajar, trata de dar tiempo a tu empleador para encontrar un reemplazo. Recuerda que la compañía puede pedirte un reembolso por las primas de seguro de salud que haya pagado durante tu ausencia según lo estipulado por las leyes, dice Hirsch. Esa política varía mucho de una compañía a otra, así que consulta al departamento de recursos humanos.

    Si vuelves a trabajar a tiempo completo pero pronto te das cuenta de que no estás contenta, no renuncies de un momento a otro durante las primeras semanas de vuelta en la oficina, recomienda Peters. Trata de negociar un acuerdo flexible y, si eso no da resultado, ofrécete a trabajar hasta que encuentren a alguien que te reemplace. Deja tu trabajo en buenos términos por si quieres volver a trabajar allí en el futuro.

    Pero la verdad es que no sabrás con seguridad cómo te vas a sentir acerca de volver a trabajar hasta que nazca tu bebé. Simplemente sé honesta contigo misma y escucha a tu corazón. Toma la decisión que sea conveniente para ti, tu bebé y tu familia.

    *Some names have been changed.

    Released: April 1, 2013, 9:01 am | Updated: April 2, 2013, 12:18 pm
    Keywords: New Parents | Back to work |


    You must create an account or login with your existing account to provide article ratings.

    New Parents - Spanish

    New Parents - Spanish

    Your Pregnancy Week by Week
    Find A Lamaze Class
    Lamaze Video Library
    Push for Your Baby



    Copyright 2014 Lamaze International. All rights reserved. Privacy Statement | Terms of Use